Lo que la timidez se calla

Hoy hablaba con B, que preguntaba si conozco la situación en que una mirada lo dice todo. Por supuesto. Los dos tímidos incorregibles en la distancia corta que se recorre por primera vez. Él no dice nada y yo no consigo recordar después las tonterías que he dicho para sofocar las sensaciones del momento. Hay gente para todos los gustos y, mientras que otros se dejan atrapar por las primeras impresiones, B y yo sabemos que las segundas partes, aunque pudieron no ser buenas, son casi siempre necesarias porque, si una mirada puede decirlo todo, nosotros queremos responder y necesitamos algo más de tiempo: él para atreverse a hablar y yo para acostumbrarme a la novedad de que me hablen con los ojos.

Y lo hacemos de pena en este mundo cruel plagado de prisas, de aquí te pillo, aquí te mato y si te he visto no me acuerdo, de lo bueno, si breve, dos veces bueno y lo poco gusta y lo mucho cansa.

Luego, cuando está uno por fin lanzado, ha calentado motores, ha estudiado el circuito para no salirse en la primera curva cerrada y puede ya salir despedido a la velocidad de la luz, sale el hombre de la bandera a cuadros pidiendo que recuerdes las normas.

Las normas estipulan que buscar al otro, regalarle atenciones y reclamarlas se considera acoso y que eso le obligará a salir pitando, mucho más rápido de lo que pretendía llevarme al huerto.

Así que, en resumen: hemos de ser veloces en la reacción cuando nos reclama alguien deseado, cuando no es deseado también para que no confunda en su optimismo el rechazo con la timidez (siempre se da cuenta aquel que no debe). Tenemos que aceptar el ritmo vertiginoso incluso cuando sabemos que nos resultará insípido y debemos olvidar justo después para no llevarnos a engaño. Si tenemos suerte y se nos recuerda, debemos oponer máxima resistencia para garantizar que el otro siga insistiendo y negarnos lo que buscábamos en principio: el placer que la mirada del otro prometía.

Yo paso; así no juego.

La próxima vez que alguien me mire pondré cuidado en cerrar los ojos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s