Palabras vacuas

Tanto mirar tu cara me ha dejado ciega y ahora tengo que cerrar los ojos para ver el negativo de tu foto. Lo fijo en la pared, en el suelo, lo fijo en el espejo y lo hago coincidir conmigo. Criticas mi daltonismo y ahora me castigas con un tú en blanco y negro. Está bien, no pasa nada, no importa.

Te pensaba en secreto y dejé que te arrastrase el olvido. No recuerdo la ortografía de tu nombre y hasta se me hace extraño haberla conocido. Los juegos que tú hacías con el mío me parecen perversos y me sorprendo si al recordarlos sonrío, más que nada porque no tengo memoria de ellos. Te he dicho que no importa, que está bien, que no pasa nada.

No me suena nada de ti. Ninguna canción mía es también tuya. No encuentro parecido en otras voces ni la mía te susurra. Y no me crees porque lo que uso para decirte que está bien son palabras vacuas envueltas en prosa difícil. Pero es que yo no sé escribir en verso. Es que para mi indolencia no hay más rima que la mentira. Pero no importa, no pasa nada. Queda tranquilo en mi desidia.


web tracker

Anuncios

Un pensamiento en “Palabras vacuas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s