El año pasado por estas fechas

Aún vivía en UK y no planeaba volver, aunque sí me preparaba para unas navidades de tres semanas.

Es cierto que no pensaba en volver a casa, sin embargo, me notaba ya más cansada de tener que escoger esas tres o cuatro ocasiones anuales en las que vería a los míos, comería bien y me sentiría agasajada cual hija pródiga reticente al retorno.

Apenas tenía contacto con quien era hace diez años, y es hoy por hoy, mi mejor amigo. Casi no se nota el paréntesis.

Llevaba algo más de seis meses “separada” y alguno más enamorada de la forma más cutre —la no correspondida. Acababa de darme cuenta de esto último (me doy cuenta de estas cosas fácilmente gracias a mi sensibilidad superior: en cuanto me presentó a su nueva novia supe la cosa no pintaba bien para mí).

Sabía que nada de lo que me llevó allí estaba ya en su sitio, pero me empeñaba en pensar que volver sería de cobardes y yo siempre he sido de las que aguantan hasta el final, hasta que se hunde el barco.

web tracker

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s