Manual

(Por la calle, en movimiento. Ha amanecido hace poco.)

 

Izquierda:

(complaciente) ¿Lo hago yo? ¿Eh? ¿Quieres que pruebe yo?

 

Derecha:

(molesta) ¡No! No hace falta. Limítate a tapar el aire. ¡Joder, qué aire y qué frío hace…! Bueno, ya está encendido.

 

Izquierda:

¿Por qué no te pones el guante, si tienes tanto frío?

 

Derecha:

Porque se me caería el cigarrillo. Además, no serán ni cinco minutos, ya verás… Supongo que tú sí quieres ponértelo, ¿no?

 

Izquierda:

¿Eh? No… No, no pasa nada. Te espero.

 

Derecha:

Mira… Si es por el cigarro, no pasa nada. Me lo sujeta Boca un momento y te ayudo a enguantarte sin problemas. Tampoco hace falta que pasemos frío las dos por un pitillo de mierda, vamos, digo yo.

 

Izquierda:

No, no… Si no es eso. Es que… No sé. Me parece mal estar… No sé… Caliente, y que tu te estés congelando mientras tanto. No estaría a gusto. Prefiero esperar.

 

Derecha:

Como quieras. (Pasa un minuto) Eso suponiendo que encontremos los guantes donde siempre.

 

Izquierda:

¿Qué quieres decir?

 

Derecha:

Pues que Mente anda por ahí arriba pero últimamente no está en lo que tiene que estar.

 

Izquierda:

¿Y dónde está entonces?

 

Derecha:

¡Pues en Babia! ¡Qué se yo!

 

Izquierda:

Pues yo no he notado nada. Me parece la misma de siempre.

 

Derecha:

Ya me lo dirás si no encontramos los guantes en los bolsillos… O como el otro día, que a ti te dio el mío y a mí el tuyo, que parece que ya no nos distingue; está claro que pasa de nosotras… Y el otro día Dexter Oculus se quejó de que les había cambiado el horario laboral a él y a Sinister.

 

Izquierda:

Es verdad… Eso lo he notado yo también. Pero calla ya que las hermanas Oreja se enteran de todo y no tardarán en contárselo…

 

Derecha:

No te preocupes por esas dos. Están todo el día complaciéndola con musiquilla sin importancia. Esas sí que están en su mundo propio. Para mí que son autistas y, si no, mira bien lo que te digo: no hacen nada más que escuchar y transmitir a mente pero, en realidad, no captan el significado de nada de lo que le dicen y, últimamente ni si quiera escuchan ya.

 

Izquierda:

Pero lo mismo podría decirse de Dexter y Sinister… Joder… Lo mismo se podría decir de nosotras, ¡qué horror!

 

Derecha:

De nosotras no. Nosotras vamos por libre. Hacemos lo que nos toca pero somos independientes. No lo olvides nunca.

   

(A más altura)

 

Hermanas Oreja:

(Hablan las dos a la vez, como gemelas) Pero, ¿tú las oyes, Mente? Habrase visto semejante par de sinvergüenzas… ¿Por qué las consientes?

 

Mente:

Porque son quienes mejor me traicionan.


web tracker

Anuncios

Un pensamiento en “Manual

  1. Porque son quienes mejor me traicionan.

    Lo siento pero creo que Mente está equivocada… pienso yo que Labios es capaz de hacer volar mas lejos de lo que ambas Manos nunca llegarán, ni juntas ni por separado.

    Labios es capaz de hacerte soñar… de llevarte a lo mas alto o arrastrarte a las simas mas insondables del alma con tan solo un roce de los mismos. Capaces de dar la vuelta al estomago, encoger el corazón, apretar los pulmones hasta que te falte el aire, hacer sentir calor en el mas crudo invierno e incluso escalofríos cuando el calor mas aprieta. Si eso no es traicionar a Mente, no se que es.

    Un saludo y hoy si, un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s