De dónde viene este optimismo, las ganas, el deseo de echarse a andar sin mirar atrás y sin miedo a perderse… No lo sé. Pero es maravilloso levantarse con ganas de permanecer despierta, atenta a todo para que no escape ningún detalle de hoy a ninguno de mis sentidos.

Y parece extraño berrear canciones llenas de añoranza, de amores no requeridos, de personas que no encuentran su sitio, de todos los que han perdido alguna vez, y no cantar bien porque la voz está llena de risas, como si jamás hubiera conocido esas letras de memoria; como si algún ser cósmico omnipotente me hubiese prometido que jamás podré escribir nada tan doloroso. Es mejor aún: conocer mi futuro y sus negras posibilidades y aún así estar preparada para intentarlo, de corazón, de verdad.

Esperando el roce de los dedos de la persuasión en mi nuca con un a flor de piel, con un que sale ya de mis labios, siempre más lúdicos, anticipándose a la pregunta de esos días que están aún por llegar y a los que no temo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s