Premonición

Desintegración y fundido en negro.

Mi cara ya no está donde estaba. Mi mirada ausente, imperceptible, perdida en aquello que contempla: la nada; la imagen que el espejo me devuelve, vacua, viajera.

Un yo taciturno. Un alma ausente.

Y ahora entiendo que fue la noche negra la premonición de este día blanco, vacuo, ardiente en los ojos y helado en la carne.

Fue la noche negra de anoche la premonición de mi negrura.

web tracker

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s