Fasta fortuna

—A ti esto te parecerá un pueblo— me dijo. Y no, no me lo parecía en absoluto. Me parecía una ciudad como todas las capitales de provincia, distinguidas en mapas, con símbolos varios, por su universidad, catedral o puerto deportivo. Y tenía yo razón porque, de ser un pueblo, habría contado con el distintivo que no aparece en los mapas, ni turísticos ni de carreteras, y que suele ser de exclusivo conocimiento indígena; o sea, el descampado de cagar los perros.

Y tampoco es fácil encontrar aparcamiento.

Así que si alguien hubiera de preguntarse qué se debe hacer, o cómo, para lograr eso comúnmente definido como estar en el lugar adecuado en el momento adecuado, hallaría respuesta aquí: id a la ciudad.

Por la calle, en dirección a su coche, lo reconozco, caminaba distraída. Mi parte izquierda, concretamente mi mano, experimentaba una fijación por su derecha. Se le antojaba que entre sus dedos los míos habrían de encajar. Y eso observaba yo, su mano diestra, y en esos cálculos de distancias engañosas pasaba el rato mi mente, consciente y hasta disfrutando el momento, retándome, como si nos hubieran puesto delante uno de esos puzzles Eternity en los que todas la piezas son iguales y todas se asientan en el mismo tablero una junto a otra sin dejar entrever el dilema que traerá el último movimiento. Por eso no la vi pero, quién habría atendido al camino, al suelo, tan gris, tan igual a todos. Y resbalé sobre la mierda que el perro de una chica muy maja, que hasta nos había dado los buenos días como se hace en un pueblo de sociedad limitada, había dejado ahí, ni a un lado ni al otro. En medio. Para que la pisara yo y despertara buscando el equilibrio entre la acera y los caprichos digitales sobre los que divagaba.

Por supuesto, me quité la sandalia. Por supuesto, ni aún entonces, supe usar mi falta de equilibrio, pie o buena suerte, para sujetarme a su mano. Cenicienta es tímida.

Anuncios

3 pensamientos en “Fasta fortuna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s