De dos en dos

El año pasado ni lo mencioné, lo sé. Y a lo mejor se debe una explicación: ¿cómo se puede celebrar un segundo aniversario habiéndose olvidado el primero por completo? No sé, estaría de vacaciones.

También es cierto que a todo el mundo, pero especialmente a las mujeres, parecen educarnos el gusto por los pares: dos son compañía, tres multitud; no hay dos sin tres (siendo aquí el dos el mal menor y preferible); y anoche me encontraba yo estupefacta admitiendo, pues era ya la segunda vez que lo comprobaba, que, en efecto, las salchichas tipo longaniza, esas que se hacen en salsa de vino blanco, vienen empaquetadas de nueve en nueve, que la primera vez que tuve dificultades para repartir la cena entre dos no se debió a un error de los preparadores de bandejas de salchichas tipo longaniza asalariados por el proveedor de las mismas a mercadona, sino algo hecho a propósito, intuyo ahora, por pura originalidad.

Cuánta importancia se da en nuestros días a la originalidad… Y cuán poca disfrutamos.

Por ejemplo, este blog pretendía ser original. Nació hace dos años, a la sombra de un pino, en Blogger y en Rota, durante otras vacaciones. Debo de ser muy voluble y por ello me disculpo avergonzada: lo de Rota no duró más de una semana, lo de Blogger se acabó tan pronto como tecleé “blog gratis” en Google y di con WordPress, lo de la sombra del pino duró ocho meses. Es que pretendía ser original pero no pude, me cansé de mis esfuerzos y banalidad.

Además, lo confieso, no soy ecologista. Me gusta el campo pero mi entomofobia apenas me permite disfrutarlo. De la ecología me gusta la ropa suelta, las sandalias, que no haga falta peinarse. En el fondo no soy más que una persona muy dejada…

También escribo con menor frecuencia que cuando empecé. Pero por aquí camino todavía, arrastrando esta pobreza de espíritu que tantas alegrías me ha proporcionado al permitirme revolcarme en la dulce melancolía que tanto han señalado en mí y que, tras entender que nunca sentí, tuve que aceptar que provocaba en los demás.

Mi más sincera gratitud a mis incautos acompañantes.

Anuncios

7 pensamientos en “De dos en dos

    • Muchas gracias, ex-vecino y responsable: fuiste tú quien sugirió que me lanzara y quien me recomendó blogger a través del chat del feisbuc, ¿se podrá considerar un comienzo original?

      Besos

  1. Ojalá cumpla muchos más! Siempre es una sorpresa leerte, y un gusto. Melancolía on o off, tienes un estilazo. No lo abandones ( el/los blog/s), él nunca lo haría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s