Un inciso

Nacho alza el puño y grita ¡Vive la resistance!, entre risas, respondiendo a la última de mis disertaciones. ¡Anda, rojillo!, le respondo riéndome también.

Estoy obsesionada por la eliminación de la injusticia, la desigualdad, la falta de respeto al pueblo soberano —también soy republicana; cuando una se tuerce lo hace por completo y sin remisión—, la especulación bancaria, los empresarios presos de su codicia: ganar más o cerrar…

Estoy obsesionada; sentada en el sofá, bajo el techo de mi casa, frente al televisor, llena de la última cena, saciada de todas las malas noticias del informativo de la noche, en el sofá, frente al televisor; a veces frente a mi smartphone o mi tablet.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s