La blanda voluptuosidad que se ahogó en una infusión laxante

Mi jefa casi tuvo un accidente: —Con un todo-terreno, ¿sabes?— me lo explicaba mientras nos tomábamos el café de las ocho y media; aún habría otro a las diez y el siguiente, a las tres y media, después de comer —La cosa es que me encanta ese coche, ¿sabes? tan voluptuoso— dijo, apunto de escupir al pronunciar la P. Sigue leyendo

Anuncios

Tautología

Cines Ábaco, San Vicente del Raspeig, 15 de agosto de 2012, a eso de las 21:20 horas:

La película está en sus últimos 5 minutos cuando de pronto… Alguna criatura empuja a través de las costillas del ingeniero alienígena y… Alguien grita:

—¡Anda! ¡Pero si es un alien!… Quiero decir que es un alien como los de Alien

—Claro— el vecino resuelve sus dudas —, se trata de la precuela de Alien.

Sigue leyendo

Otra cualidad de los mordiscos

—¿Estás bien, Jaute?
—Sí, sí… No ha sido más que el susto y el subidón de adrenalina. Es sólo un rasguño, lo que pasa es que la sangre es muy escandalosa.
—Pero, ¿qué ha pasado?
—Lo de todas las noches: le digo que jugamos con el tren mañana, cuando se despierte y, como no le hace gracia, toma carrerilla por el pasillo haciéndome pensar que va a practicarme un placaje, me agacho un poco para que no me derribe cuando me arree el cabezazo en el estómago y me la da con queso, como siempre, porque lo que hace el condenado es saltar a morderme en el cuello.
—Desde luego… Y qué listo es el niño, ¿eh?, que siempre busca tu punto más indeleble.